La Asociación de Cuchillería y Afines APRECU, en su deseo de estimular la actividad literaria y profundizar en el sentido humano de esa joya de nuestra artesanía y tradición que es la navaja, convoca este trigésimo concurso sobre “La Navaja” que, en la presente edición y sin perjuicio de ulteriores ampliaciones, es para escritores en lengua castellana, en prosa o en verso, conforme a las siguientes B A S E S:

  • Los trabajos consistirán en:
  • Para trabajos en prosa, relatos o ensayos sobre la navaja y la importancia que reviste, en el trabajo, en la industria cuchillera, en el hogar, y en cualquier otro aspecto, bajo el enfoque de un hecho o acontecer humano, que sirva y dignifique el uso de esta herramienta, que nacida en la humildad, para el uso casero, ha llegado a convertirse en preciosa joya de nuestra artesanía para el adorno y el regalo de nuestras relaciones sociales. Para trabajos en verso, poemas sobre la navaja y sus aspectos antes relacionados.
  • Los trabajos tendrán como máximo para la prosa una extensión de diez folios a doble espacio, y su tema será libre dentro del marco de la base anterior, para la poesía una extensión entre 50 y 100 versos, con las mismas circunstancias de doble espacio y libertad de metro.

 

  • Deberán ser los trabajos inéditos, y podrán presentarse en papel a través de correo postal en sobre dirigido a APRECU, Apartado 5286 - 02080 ALBACETE. En el sobre se indicará “Para el XXX Concurso Literario sobre la Navaja”, se presentarán seis copias, sin firma ni señal que indique su autor, y en el encabezamiento de los trabajos se consignará el título del relato y, al final, un lema en sustitución de la firma, acompañando un sobre cerrado que  en el exterior tendrá el título y el lema, y en el interior el nombre, domicilio, ciudad, teléfono del autor y demás documentación acreditativa. También podrán enviarse en formato digital por correo electrónico. Los originales se remitirán a la dirección electrónica aprecu@aprecu.com indicando en el asunto del correo “Para el XXX Concurso Literario sobre la Navaja”, se adjuntarán en un archivo pdf que llevará como título un lema o pseudónimo. En el mismo correo, se adjuntará otro archivo pdf que llevará como título o lema, seguido de la palabra PLICA, que contendrá los datos personales del autor.

 

  • Se establecen los siguientes premios:

 - Primer premio, dotado para cada clase de trabajos, prosa y verso, con tarjeta regalo de El Corte Inglés por importe de 1.000,00 Euros y reproducción del Monumento al Cuchillero.

- Accésit para cada categoría de 250,00 Euros y reproducción del Monumento al Cuchillero. Premio patrocinado por LIBERBANK.

  • El Concurso será resuelto por un Jurado establecido a tal efecto. Su fallo será inapelable, significando el hecho de participar, la aceptación de estas bases. El mismo Jurado resolverá cuantas dudas presenten las mismas, así como las incidencias de aplicación.
  • Los trabajos podrán ser presentados hasta el día 5 de Agosto del año en curso, 2019, en cuya prescripción se incluye la entrega por correo certificado, sirviendo de fecha de entrega la que lleve el certificado. El fallo se hará público en los cinco primeros días de septiembre.
  • Los autores no premiados podrán recoger sus trabajos en las oficinas de APRECU, en el periodo que va del 18 de septiembre al 31 de Octubre de 2019.
  • La entrega de los premios se realizará en el Acto de la comida de hermandad, el día 10 de septiembre. El premiado deberá obligatoriamente recoger su premio, salvo fuerza mayor justificada y documentada. El lugar se comunicará oportunamente a los autores premiados.
  • El Premio, de cada clase de trabajos, podrá declararse desierto.
  • No podrán participar en esta convocatoria los autores que hubieren obtenido Primeros Premios en la convocatoria anterior.
  • APRECU se reserva el derecho de hacer una edición impresa “no venal”, de los trabajos premiados.

 

1º  Premio Verso. PARA CORTAR EL ODIO…MI NAVAJA

Lema.-Flamante filo

Autor: Santiago Romero de Ávila y García-Abadillo

Era tan puro aquello, tan sublime,

                        eran los castos años de la infancia,

                        cuando en las lentas tardes del verano,

                        con impaciencia, a punta de navaja,

                        en un jardín grabé las iniciales

                        de la inocente niña a la que amaba.

                        Llegaba julio con la siesta ardiente,

                        el corazón quemándose en la parva,

                        y en los guijarros rojos de las eras,

                        para trillar la mies de la esperanza,

                        yo iba cortando aspérrimas soguillas

                        con la ansiedad febril de mi navaja.

                        Cuando la sangre alzaba el Padrenuestro

                        bajo la tibia luz de la alborada,

                        sobre el rastrojo seco y amarillo

                        yo iba cortando vástagos de albahaca

                        y un centenar de augustas amapolas

                        con la sutil piedad de mi navaja.

                        Cuando en la verde soledad del parque

                        sermoneaba terca la cigarra

                        y en el brocal cilíndrico del pozo

                        encastillaba el mirlo su atalaya,

                        en un rosal ardiente de hermosura

                        corté una rosa tersa y encarnada,

                        pero con tibio amor, con mansedumbre,

                        sin desprenderle, apenas, la fragancia,

                        y se quedó el vergel casi desnudo

                        mientras lloraba a jarros mi navaja.

                        Cuando el otoño izaba la vendimia

                        entre un rumor de cánticos y pámpanas

                        era septiembre un terco traqueteo

                        y un arrebol de cándidas muchachas

                        que acariciaban pálidos racimos

                        con un temblor de cálidas navajas.

                        Desde el majano, henchida de ternura,

                        quiso iniciar el vuelo la calandria

                        y se quedó su impulso aprisionado

                        en un cardal de espinas y hojarasca,

                        hasta que, al alba, en amoroso trino,

                        solicitó el candor de mi navaja.

                        Ahora que crece el miedo en los canchales

                        y que camina la pasión descalza,

                        ahora que cunde el desamor y el llanto

                        y la dulzura muere y se amortaja,

                        ahora que aumentan lágrimas y penas

                        y la soberbia entona su plegaria,

                        hay que cortar de un tajo, limpiamente,

                        todo el dolor que anida entre las zarzas,

                        y desgarrar la piel al desaliento

                        con la ebriedad viril de la navaja.

 

                        Cuando en agosto la nerviosa hormiga

                        busque impaciente un grano de cebada,

                        o en el barbecho el verderón mendigue

                        mañana y tarde su ración liviana,

                        tengo que hacer la ingratitud añicos

                        y desmigar mi gigantesca hogaza,

                        y que se sacien todas las alondras

                        mientras tirita ardiente mi navaja.

                        Hay que cortar el cardenchal salobre,

                        estrangular la envidia rutinaria,

                        resquebrajarle al beso los abrojos

                        y amordazar el odio que nos ladra.

                        Para partir el pan, el pan bendito,

                        y repartirlo en justas rebanadas,

                        en una aurora de pasión y júbilo

                        quiero tener a mano mi navaja.

 

 

Fotografía: Juan Lorenzo Collado

El pasado sábado, 8 de septiembre, se reunía el jurado para emitir el fallo de la trigésimo octava edición del concurso de Castilla- La Mancha de Cuchillería, patrocinado por;

Excma. Ayuntamiento de Albacete, Excma. Diputación provincial de Albacete, Museo Municipal de la Cuchillería, Fundación Global Caja,  Confederación de Empresarios de Albacete “FEDA”, empresa “ARCOS HNOS” y la empresa “FORCUALBA”.

Para esta edición han participado a las diferentes especialidades convocadas (12 temas) un total de 39 concursantes; artesanos, industriales, operarios, aprendices y aficionados.

El jurado ampliado para esta edición, ha estado compuesto por:

D. JOSÉ EXPÓSITO PICAZO (Maestro Artesano).
D. CESAREO SÁNCHEZ SÁNCHEZ (Artesano)
Dña. MARIANA DE PASCUAL (Directora Museo Municipal de la Cuchillería)
D. ANTONIO MONTEJANO NIETO (Maestro artesano grabador "aguafuertista" y cuchillero)
D. ROMÁN SANZ GARIN (Artesano Cuchillero).

Secretario: D. Ramón Pareja Ossorio
Horas después, las principales autoridades, locales, provinciales y regionales, inauguraron el salón de cuchillería junto a los miembros de la Junta Directiva de APRECU , compañeros cuchilleros y amigos.

B A S E S XXXVIII CONCURSO CASTILLA LA MANCHA DE CUCHILLERIA

Descargar las bases

La Asociación de Cuchillería y Afines APRECU, en su deseo de estimular la actividad literaria y profundizar en el sentido humano de esa joya de nuestra artesanía y tradición que es la navaja, convoca este vigésimo noveno concurso sobre “La Navaja” que, en la presente edición y sin perjuicio de ulteriores ampliaciones, es para escritores en lengua castellana, en prosa o en verso, conforme a las siguientes

BASES:

Descargar las bases